Aprendizaje comunitario en... Fiyi

Kasanita en su huerto junto a su nieta.

“La gente que no valora la educación es pobre en todo el sentido de la palabra”. Así comienza el testimonio de la señora Kasanita Buloulutu, una abuela indígena fiyiana (I Taukei) de 63 años, mientras vuelven a desfilar lentamente por su memoria su casa en la aldea, el patio trasero con su huerto de hierbas, flores, verduras, frutas y tubérculos, al igual que el terreno circundante dedicado al cultivo de la caña de azúcar. Su rostro se ilumina cuando recuerda cómo llegó a convertirse en maestra acreditada a los 16 años. La estrategia del gobierno colonial que en ese entonces ocupaba el poder consistía en dar empleo a habitantes locales que contaban con cierto nivel de formación certificada en escuelas secundarias de todo el país. Ella dedicó quince años a la enseñanza en tres escuelas primarias distintas. Cuando el Gobierno comenzó a reemplazar a los docentes por graduados de las recién creadas escuelas de pedagogía, Kasanita tuvo que jubilarse e irse a vivir en Koroqaqa, la aldea de origen de su esposo. Allí estableció su hogar familiar y crió a sus 5 hijos. Si bien se adaptó rápidamente a la vida en la aldea, pronto se percató de que sus parientes políticos necesitaban entrar en contacto con el mundo situado más allá de los límites de ese territorio. Comenzó a buscar maneras de ayudarles a abandonar ese círculo de pobreza.

En 2002, Kasanita invitó a la Fundación para las Empresas y el Desarrollo Integrados a Nivel Rural (Foundation for Rural Integrated Enterprises and Development – FRIEND) para que acudiera a su aldea y fomentara la participación en el Programa de Ahorro, en el cual las mujeres depositan un mínimo de US$ 2 por semana, pudiendo retirar el dinero acumulado solo a finales de año.

En 2007 se puso en marcha el Programa de Gobernanza de FRIEND, y Kasanita estaba preparada para incorporarse a él. Fue un momento decisivo en su labor como activista en la comunidad de su aldea. La presupuestación participativa fue un componente muy importante del programa, que permitió a los habitantes de la aldea implicarse activamente en un curso de capacitación en el que se avanzaba gradualmente desde la prespuestación personal hasta la correspondiente a la aldea, el distrito y la provincia, además de entregarse algunas nociones sobre el presupuesto nacional. FRIEND facilitó la celebración de una reunión personal con funcionarios directivos del gobierno local, en la que Kasanita y otros participantes pudieron formular preguntas relativas al desarrollo comunitario.

“Ella recuerda que la invadió una sensación de incredulidad, porque por primera vez en su vida podía hablar en un foro en el que participaban personalidades destacadas del país, y aun así fue capaz de tratar con ellas de igual a igual.”

En 2009, Kasanita fue invitada a una conferencia sobre el tema “El diálogo en Fiyi”, donde tuvo la oportunidad de reunirse personalmente con funcionarios administrativos de nivel nacional, y de abogar por la solución de problemas que afectaban a su aldea. Ella recuerda que la invadió una sensación de incredulidad porque por primera vez en su vida podía hablar en un foro en el que participaban personalidades destacadas del país, y aun así fue capaz de tratar con ellas de igual a igual y de comprender las asignaciones presupuestarias y los mecanismos que se estaban aplicando.

Uno de los logros obtenidos fue la masiva remodelación de la vía que conduce a la aldea de Koroqaqa, lo que permitió resolver una serie de problemas de transporte, especialmente de escolares y de quienes viajan a diario entre el hogar y el lugar de trabajo. Se solicitó a diversos ministerios que llevaran a cabo labores de fomento y concienciación en la aldea.

En la actualidad, los habitantes de la aldea escuchan las opiniones de Kasanita, lo cual constituye toda una hazaña en una sociedad dominada por los hombres. Sus conocimientos sobre los mecanismos administrativos la habilitan para ejercer la función de asesora de parejas jóvenes y de adolescentes. Hace una pausa para mostrarnos el huerto de ñame que plantó junto a su marido. La cosecha tendrá lugar justo antes de iniciarse los exámenes escolares anuales de nivel nacional, en los que participarán tres de sus siete nietos. Ella obtiene ingresos de la venta de sus productos agrícolas, y la mayoría de sus clientes viajan especialmente al hogar de Kasanita en la aldea.

Kasanita es uno de los numerosos miembros de cerca de 500 comunidades rurales que reciben escasa atención, con las que FRIEND trabaja para su empoderamiento socioeconómico, reconociendo y aprovechando las habilidades sociales de las personas y las comunidades, vinculándolas con el potencial de sus recursos y motivándolas para lograr la autosuficiencia.

El empoderamiento económico con prescindencia de la labor social ha conducido a muchos programas al fracaso, una experiencia dolorosa que a las organizaciones de desarrollo y a los actores involucrados aún les cuesta asimilar. El enfoque alternativo aplicado por FRIEND consiste en integrar los programas de subsistencia con aquellos orientados a las necesidades de protección social y de empoderamiento social.

El proceso es implementado mediante estructuras sociales que fueron identificadas cuando FRIEND se integró a la comunidad. El programa de gobernanza que se ofrece posteriormente tiene que ver con la mitigación de los traumas y la consolidación de la paz, los estilos de vida saludables, consejos sobre cocina, huertos caseros, programas de ejercitación y alfabetización financiera.

Se trata de contenidos muy distintos a los ofrecidos por programas de formación técnica y profesional en los que figuran temas como buenas prácticas agrícolas, procesamiento de alimentos para la subsistencia, etc. Durante la última década, la educación fue impartida casi exclusivamente en un ambiente formal, y los programas de capacitación solo ofrecían plazas a “instructores formales” oficialmente acreditados. No se reconoce suficientemente el enorme potencial que subsiste al interior de los entornos tradicionales o culturales.

FRIEND aprovecha el fértil bagaje de cultura y tradiciones que encontramos al interior de las diversas comunidades de Fiyi, incluidos los aborígenes, los pueblos de origen indio, los pueblos isleños del Pacífico con ascendencia y antepasados melanesios, micronesios y polinesios. El aprendizaje basado en la comunidad que emplea métodos y experiencias localizados ha demostrado ser un enfoque exitoso en la mayoría de las iniciativas emprendidas por FRIEND a lo largo de los años.

Kasanita tiene una opinión muy clara a este respecto: “Solo dejaré de aprender cuando deje de respirar”.

La historia de esta mujer nos ofrece un testimonio del poder de la educación de adultos permanente y localizada que emplea el empoderamiento social como un elemento que va necesariamente asociado al empoderamiento y el desarrollo económicos.

Para mayor información
www.friendfiji.com

Autor
Dr. Jone Hawea, Director Adjunto,
FRIEND (Foundation for Rural Integrated Enterprises and Development), 
director@friendfiji.com

 

 

Ediciones

Búsqueda de artículos

Pueden buscar artículos en nuestro índice de artículos (ordenado por autor, tema, año, región y país). También ofrece una opción de búsqueda por texto completo.

Suscríbanse

La revista Educación de Adultos y Desarrollo se distribuye de manera gratuita en inglés, francés y español. Si desean recibirla, sírvanse suscribirse aquí.