Aprendizaje comunitario en... México

 

 

 

 

 

Educación: Una manera de soñar con un futuro digno para todos.

 

 

 

 

 

Desde 1995, el Patronato Pro Educación Mexicano A.C. ha desarrollado un proceso de educación formal en la región Tseltal de Guaquitepec, en el municipio de Chilón, Chiapas, México. Este modelo educativo está basado en la resignificación de la cultura propia de las comunidades tseltales, y en la vinculación con las mismas a través de la formación de Promotores(as) de Bienestar Familiar (Enseñanza Secundaria) y Técnicos(as) en Desarrollo Comunitario (Bachillerato).

Después de más de 15 años de este trabajo conjunto con las comunidades, surgió la necesidad de dar continuidad a la formación de jóvenes. La idea era impulsar procesos organizativos, productivos, sociales, etc. en la región.

 

 

 

 

Lekil Kuxlejaltik: “Aspiramos a vivir con dignidad”.

 

 

 

 

Fue así como en 2012 se puso en marcha el proceso. Las comunidades de la región de Guaquitepec deseaban y necesitaban contar con un espacio educativo propio, en el cual las y los jóvenes egresados del nivel medio superior pudieran formarse y aportar al impulso de procesos de vida digna a nivel comunitario.

El Patronato impulsó decididamente el proyecto, abriéndolo desde un principio a la participación de otras organizaciones de la sociedad civil. Se dio con ello una posibilidad que desde entonces ha ido cobrando forma. El proyecto se convirtió en una inquietud compartida de diferentes organizaciones de la sociedad civil que quieren mostrar la posibilidad de hacer cosas juntos y aplicar el potencial de toda su experiencia en este programa educativo. Al participar dirigen el esfuerzo de formación ya no sólo a los y las jóvenes de la región de Guaquitepec, sino además a jóvenes y adultos con los que se relacionan las organizaciones participantes.

Se trata de una coalición de personas dispuestas a participar en una formación especializada que enriquezca y resignifique su práctica como animadores, técnicos y promotores comunitarios.

“La comunidad de aprendizaje es una propuesta educativa abierta a la que tienen acceso los y las jóvenes y los adultos que desean enriquecer y revalorizar su labor práctica como educadores y promotores comunitarios.”

La comunidad de aprendizaje es una propuesta educativa abierta a la que tienen acceso los y las jóvenes y los adultos que desean enriquecer y revalorizar su labor práctica como educadores y promotores comunitarios. Está organizada en unidades modulares que se pueden tomar en forma independiente o siguiendo una secuencia establecida.

Construir en medio de la diversidad.

La lógica de aprendizaje que se propone es la de acción-reflexión-acción. En esta lógica el punto de partida es siempre la acción propiamente tal. Los saberes que se construyen son saberes “experienciales”, referidos a las vivencias de los participantes en su relación con el mundo, así como son saberes “organizacionales” referidos a los “modos de hacer” de una organización.

Propósitos

1. Acompañar la formación de mujeres y hombres como sujetos críticos que experimentan emociones relacionadas con una vida buena en sus comunidades, que son capaces de escuchar y reconocer necesidades y sueños colectivos, y que saben plantear retos para impulsar procesos comunitarios de autonomía social.

2. Animar y fortalecer el surgimiento de liderazgos comunitarios participativos que faciliten procesos autogestivos para disminuir la migración forzada, favorecer el autoempleo y para contribuir a generar opciones de vida digna en las personas, las familias y las comunidades.

3. Crear vínculos entre organizaciones, construir y dar testimonio de un proceso colectivo y horizontal, basado en otros modos de relacionarnos y de hacer las cosas, contribuyendo a la actualización de la memoria histórica y animando la elaboración de proyectos compartidos de futuro deseado desde formas diversas de ver la vida.

Después de casi un año de preparación, en el mes de septiembre de 2013 dio inicio el programa de formación especializada con un grupo conformado por 23 participantes tseltales, tzotziles y tojolabales provenientes de diferentes comunidades y regiones del estado de Chiapas.

Un programa como éste muestra la potencia de pensamiento y gestión del conocimiento de la sociedad civil. Demuestra que se pueden crear procesos educativos organizados y sacarlos del lugar donde habitualmente se da el conocimiento (en las universidades). No nos reunimos como organizaciones para planificar solamente procesos de capacitación, sino además para generar procesos de formación especializada.

El programa ofrece la posibilidad de encontrar salidas colectivas, más allá de las individuales, que se traduzcan en propuestas concretas para sus comunidades. Se estudia para la comunidad. Se trata de aprovechar herramientas y tecnología con una visión crítica y sentido de responsabilidad social, para lograr en conjunto la defensa de la colectividad y del territorio.

Ofrece la posibilidad de formarse de una manera distinta a través de experiencias vivenciales. Ello permite que el alumno perciba de un modo diferente el mundo, el desarrollo y la cultura. Contribuye al fortalecimiento de hombres y mujeres, al igual que de los liderazgos de comunidades y organizaciones.

Para mayor información
www.pproeducacion.org

Author
Juan Antonio Flores Aranda, Coordinador, Patronato pro educación Mexicano A.C., patronatobc@prodigy.net.mx

 

 

Ediciones

Búsqueda de artículos

Pueden buscar artículos en nuestro índice de artículos (ordenado por autor, tema, año, región y país). También ofrece una opción de búsqueda por texto completo.

Suscríbanse

La revista Educación de Adultos y Desarrollo se distribuye de manera gratuita en inglés, francés y español. Si desean recibirla, sírvanse suscribirse aquí.