Cómo empoderar a una comunidad
desde la distancia

Priti Sharma
PRIA International Academy
India

 

 

 

 

Resumen – Las comunidades pueden ser empoderadas mediante la educación a distancia. Eso es lo que está haciendo la Academia Internacional de PRIA (PRIA International Academy – PIA) en India. A través de programas educativos se presta ayuda a una amplia gama de personas y organizaciones en sus esfuerzos por provocar un cambio social. Los participantes son profesionales del área educativa, académicos, dirigentes sindicales, dirigentes comunitarios, activistas, estudiantes, etc. Todos ellos recurren a los cursos a distancia para perfeccionar su formación teórica y su experiencia práctica sobre el terreno en su empeño por empoderar a las comunidades con las cuales trabajan e interactúan. 



En 1978, una red informal de educadores de adultos, inspirada en las enseñanzas de Paulo Freire, constituyó un foro destinado a promover la investigación participativa en Asia. El nacimiento de PRIA (Participatory Research in Asia) está vinculado a esta red informal. Como organización de desarrollo voluntaria sin ánimo de lucro con sede en Nueva Delhi, India, PRIA ha estado promoviendo iniciativas de desarrollo centradas en las personas, desde la perspectiva de la investigación participativa.

La labor de PRIA se basa en la premisa de que “el conocimiento es poder”, la cual se ha transformado en un útil punto de partida para más de tres décadas de labor. PRIA siempre ha creído firmemente en los principios y doctrinas de la educación de adultos. Las personas logran adquirir los conocimientos y el poder para cambiar su vida si se les proporcionan las herramientas adecuadas que les permitan analizar su situación y encontrar soluciones para provocar cambios. PRIA siempre ha respaldado el empoderamiento de las comunidades —especialmente de las que albergan a familias pobres y marginadas—a través de sus iniciativas en materia de investigación, capacitación y creación de capacidades.

Creación de capacidades

La creación de capacidades ha sido desde el comienzo un componente fundamental de la labor de PRIA. Estos esfuerzos han estado dirigidos a los ciudadanos, las organizaciones gubernamentales, los donantes y organizaciones basadas en la comunidad, por medio de programas de capacitación y talleres estructurados, apoyo permanente sobre el terreno, orientación personalizada, visitas demostrativas, etc.

Las iniciativas de PRIA en materia de creación de capacidades cuentan con un amplio reconocimiento en todo el sector del desarrollo en India y a nivel mundial. Sin embargo, al plantearse la necesidad de contar con programas de capacitación adicionales sobre diversas temáticas, quedó de manifiesto que la modalidad de educación (o de capacitación) presencial no lograba satisfacer las exigencias del sector, dada la enorme cantidad de personas a las que había que atender.

Aprendizaje a distancia

Teniendo en cuenta esta realidad, en 2005 se creó la Academia Internacional de PRIA (PRIA International Academy). El objetivo principal de esta rama académica fue recopilar, sintetizar, usar como base, reestructurar y difundir el amplio bagaje de conocimientos y aprendizaje de PRIA. Este
acervo de sabiduría ya existía bajo la forma de investigaciones, estudios, programas sobre el terreno, módulos de capacitación, informes de talleres y seminarios, ponencias, publicaciones, libros, revistas, material audiovisual, películas, etc. Cubría una amplia gama de temas asociados al desarrollo que PRIA había abordado sobre el terreno, ya fuera directamente o en colaboración con sus organizaciones asociadas.

  • Entre los principales destinatarios del programa educativo pueden mencionarse:
  • El agente de desarrollo.
  • El individuo que ha completado la mitad de su carrera. El profesional del sector educativo con una sólida experiencia sobre el terreno y educación informal.
  • Los alumnos adultos que desean desarrollar una base académica para complementar su experiencia práctica e incorporarse a comunidades más amplias contando con un sólido marco conceptual y teórico, matizado por la experiencia práctica, sea la propia o la de otros alumnos, instructores de los cursos o profesores invitados.

Empoderar a una comunidad

La pregunta que podría formularse a estas alturas es cómo un programa estructurado de aprendizaje a distancia iba a beneficiar a las comunidades, sobre todo porque ellas no eran las destinatarias directas del mismo. Aun cuando estos cursos efectivamente tienen por objetivo final el empoderamiento de la comunidad, fueron concebidos para tomar como base las aptitudes y los conocimientos de los alumnos que participan en las diversas comunidades.

La labor de la Academia –al igual que la de otras secciones de PRIA– se basa en los principios de la educación de adultos. Se inspira en la firme convicción de que la gente posee una inclinación natural hacia aprendizaje, el cual puede florecer si se cuenta con un entorno propicio y enriquecedor. Los cursos que PRIA imparte en la actualidad fomentan un enfoque del aprendizaje orientado al empoderamiento.

Todos los cursos han sido diseñados de tal manera que a cualquier alumno que trabaje en el área le resulten de gran utilidad. El foro de debate al cual tienen acceso los alumnos participantes ofrece otra oportunidad para aprender de las experiencias mutuas. Pueden compartir su experiencia en el área, formular preguntas y aprender de otras personas que han estado trabajando en temas similares. Los conocimientos reunidos de esta manera se aprovechan en la práctica para implementar más eficazmente los proyectos específicos. El intercambio de experiencias en el foro de debate también facilita la aplicación de esos casos y prácticas en otras áreas por parte de los profesionales.

Numerosas oportunidades

La Academia imparte programas de diplomado y de apreciación a través de un modelo de aprendizaje a distancia. Tienen una duración de 6 meses y 10 semanas, respectivamente. Algunos de los cursos ofrecidos incluyen la evaluación y el seguimiento participativos, la investigación participativa, la responsabilidad social, la auditoría social y la prevención del acoso sexual en el lugar de trabajo. Todos ellos entregan contenidos que respaldan los esfuerzos por empoderar a la comunidad. Los cursos ofrecidos por la Academia cubren un completo espectro de temas, con especial preocupación por el empoderamiento de las comunidades
(véase cuadro 1).

El curso de apreciación sobre auditoría social se centra en la importancia de la participación conjunta de comunidades e instituciones de gobierno autónomo local en iniciativas de auditoría social. La auditoría social crea un entorno positivo a largo plazo dentro de una comunidad, y ayuda a desarrollar un sentido de pertenencia entre los diversos actores involucrados. Resulta de utilidad para entregar una evaluación del impacto de los objetivos de una organización financiera a través de un seguimiento sistemático y regular de su desempeño, en el cual se tienen en cuenta las opiniones de los actores involucrados.

Niñas, educación y acoso

El curso de seis meses sobre investigación participativa como herramienta de cambio social fue empleado eficazmente en uno de los lugres donde PRIA realiza trabajo de campo. Los conocimientos adquiridos en el curso fueron aprovechados por un instituto asociado para hacer participar en el proceso a muchachas pertenecientes a una comunidad de castas registradas, quienes realizaron una investigación al interior de sus aldeas sobre las razones por las que se les negaba el acceso incluso a la educación básica. Las castas registradas o dalits, también se conocen como intocables, y ocupan el último lugar en la estructura social jerarquizada de la India.

Las conclusiones de la investigación fueron empleadas para entablar debates sobre los derechos de las niñas a la educación, para crear conciencia sobre el problema y provocar cambios sociales en ese sentido. La investigación realizada por estas niñas cumplió dos objetivos. En primer lugar, generó información sobre las actuales prácticas de discriminación por parte de la sociedad contra las castas registradas; y en segundo lugar, al percatarse de esa realidad las niñas se sintieron motivadas para cuestionar esas prácticas imperantes y para exigir cambios en su situación.

Del mismo modo, los profesionales del sector que trabajan en temas relacionados con la discriminación por motivo de género en la sociedad, y la prevalencia del acoso sexual en el lugar de trabajo, asistieron a algunos cursos a distancia sobre estas materias. Actualmente aplican lo aprendido para hacer llegar más eficazmente su mensaje a las comunidades con que trabajan. Ambos ejemplos demuestran que las herramientas y los métodos de investigación participativa se emplean no solo para crear conciencia y aumentar la sensibilidad en torno al tema, sino además para lograr que la comunidad aproveche los conocimientos adquiridos y provoque un cambio positivo.

Uno de los cursos de apreciación se refiere a la participación femenina con miras al empoderamiento y el liderazgo políticos en el gobierno local. Este curso, basado en un proyecto coordinado por PRIA, ha capacitado a las profesionales para ir formando gradualmente un cuadro de líderes femeninas en su comunidad, que cumplan la función de dirigentes ciudadanas y además se presenten de candidatas en las elecciones para ocupar cargos en el gobierno local. Al aprovechar la herramienta de la educación a distancia, los facilitadores comunitarios han logrado hacer llegar su mensaje a cientos de mujeres a nivel local, instándolas a participar asumiendo cargos de liderazgo y de gobierno en sus respectivas comunidades.

Encontrar los emplazamientos informales

Otro curso de apreciación sobre enumeración participativa y el mapeo de asentamientos urbanos de familias pobres promueve la participación desde las comunidades afectadas. Este curso ha ayudado a los alumnos a obtener herramientas que permitan comprometer la participación de las comunidades de zonas urbanas en el mapeo de sus asentamientos, utilizando el GPS (sistema de posicionamiento mundial) y otros métodos de medición. La información obtenida ha sido transmitida con posterioridad a los funcionarios de la municipalidad correspondiente. Ello ha permitido determinar la presencia de asentamientos informales, que no aparecen en el mapa de la ciudad aun cuando han existido por más de 15 años. Una vez que su lugar figura en el mapa, los residentes han podido exigir su derecho a utilizar servicios básicos de agua, electricidad, etc. Este proceso no solo permitió crear conciencia al interior de la comunidad respecto de los derechos ciudadanos, sino que además ayudó a desarrollar un espíritu de cohesión entre sus miembros. Favoreció la formación de un nuevo cuadro de jóvenes dirigentes ciudadanos y el desarrollo de aptitudes de negociación con los funcionarios a fin de mejorar la calidad de vida de todos los habitantes.

El proceso de enseñanza virtual se asienta sólidamente en los principios del aprendizaje de adultos, en virtud del cual los instructores son facilitadores del proceso de adquirir conocimientos. Dicho proceso ha sido concebido para fomentar el debate y el intercambio de experiencias entre los alumnos, lo cual les ayuda a aprovechar el bagaje de conocimientos ya existente. El que los alumnos virtuales pertenezcan a diversas naciones aporta una amplia gama de experiencias, lo que permite generar nuevos conocimientos que pueden ser utilizados por todos, incluidos los facilitadores. Dichas experiencias también pueden ser compartidas con un grupo más amplio a través de boletines y revistas. Puede que el contenido de los trabajos no siempre sea de carácter académico, pero de todos modos cumple el objetivo de hacer llegar los conocimientos a una gran cantidad de profesionales del sector y a otras personas.

Por muy eficaz que sea esta herramienta de la educación a distancia, surgen obstáculos cuando se trata de promoverla con miras al involucramiento y al empoderamiento de la comunidad. Analicemos algunos de ellos.

Obstáculos

Idioma: Como los cursos se imparten en inglés, están al alcance de un número limitado de alumnos. La mayoría de ellos reside en India, Asia y África, y el inglés no es su lengua materna. Así pues, hay veces en que son incapaces de compartir sus experiencias al no poder exponer con claridad sus conocimientos.

Conectividad: Como los cursos son virtuales, muchos alumnos de zonas remotas no están en condiciones de acceder a tiempo a la información, por lo que a veces les resulta difícil compartir en el momento oportuno datos, experiencias y problemas que afrontan en su área de trabajo, al igual que cumplir con los requisitos del curso dentro de los plazos estipulados.

Zona horaria: Las respuestas se ven retrasadas a causa de las diferentes zonas horarias en que se encuentran los alumnos.

Estilo académico para redactar el contenido del curso: Los cursos están redactados en un estilo académico para garantizar la calidad de la enseñanza que se imparte y también para fines de acreditación. Los alumnos se han quejado de que a veces el estilo les resulta difícil de entender. Actualmente se están tomando medidas para remediar esta situación.

A dónde conduce todo este proceso

A lo largo de los años, y pese a los numerosos obstáculos que han surgido, la Academia ha llegado a convertirse en una institución que ofrece una educación destinada a provocar cambios sociales y empoderar a la comunidad. Los comentarios y sugerencias de los participantes han permitido modificar la estructura para impartir los cursos, los mecanismos de enseñanza y las presentaciones, para así adaptarse a los distintos niveles de los alumnos que completan los cursos. Actualmente el sistema contempla un periodo lectivo flexible que se adecua a las necesidades del alumno. El sistema, en el que se que cobra una módica cuota de matrícula, también ha permitido una masiva participación en el programa. La estructura de los cursos favorece la interacción de los alumnos con el docente invitado, el que puede encontrarse en cualquier punto del planeta para compartir sus experiencias y conocimientos especializados sobre la materia tratada.

 


Referencias

Dale, P. y Kabul, N. (2012): Estrategias participativas para educación de adultos e inclusión social En: Educación de Adultos y Desarrollo 78/2012. Bonn: DVV International. Disponible en bit.ly/1szAy1O

PRIA (2002): Historical journey of PRIA. Nueva Delhi: PRIA.

PRIA (2014, April 25): Module 1: Understanding Adult Education. Adult Education and social change. Nueva Delhi: PRIA.

 


 

Sobre la autora

Priti Sharma cuenta con alrededor de 18 años de experiencia laboral en el sector del desarrollo, y ha trabajado en temas relacionados con la gobernanza local, el involucramiento de la sociedad civil, el acoso sexual en el lugar de trabajo y la gestión de recursos humanos, entre muchos otros. En el pasado ha trabajado en estos temas mientras ejercía diversas funciones, tales como investigadora, capacitadora y coordinadora. En la actualidad participa en la Academia Internacional de PRIA (PIA) en calidad de Directora General de Programas.

Contacto
PRIA
42, Tughlakabad Institutional Area

New Delhi – 110062
India
piall@pria.org
www.pria.org

 

Ediciones

Búsqueda de artículos

Pueden buscar artículos en nuestro índice de artículos (ordenado por autor, tema, año, región y país). También ofrece una opción de búsqueda por texto completo.

Más artículos

Lea la edición completa

Suscríbanse

La revista Educación de Adultos y Desarrollo se distribuye de manera gratuita en inglés, francés y español. Si desean recibirla, sírvanse suscribirse aquí.